ARQUITECTURA  &  INTERIORISMO -
CERTIFICADO ENERGÉTICO


El Real Decreto 235/2013, del 5 de abril, para el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios.

El Real Decreto establece la obligación de poner a disposición de los compradores o usuarios de los edificios un certificado de eficiencia energética que deberá incluir información objetiva sobre la eficiencia energética de un edificio y valores de referencia tales como requisitos mínimos de eficiencia energética con la finalidad de que los propietarios o arrendatarios del edificio o de una unidad de este puedan comparar y evaluar su eficiencia energética. Los requisitos mínimos de eficiencia energética de los edificios o unidades de estos no se incluyen en este real decreto, ja que se establece en el Código Técnico de la Edificación. De esta manera, valorando y comparando la eficiencia energética de los edificios, se favorecerá la promoción de edificios de alta eficiencia energética y las inversiones en ahorra de energía. Además, este Real Decreto contribuye a informar de las emisiones de CO2 por el uso de la energía proveniente de fuentes emisoras en el sector residencial, lo que facilitará la adopción de medidas para reducir las emisiones y mejorar la calificación energética de los edificios

Para adaptarse a esta nueva normativa, ¿que tendrá que hacer el propietario que quiera alquilar o vender su vivienda?.

Tendrá que buscar los servicios de un gestor eléctrico que le pueda hacer el estudio del inmueble a vender o alquilar para poder realizar el correspondiente certificado de eficiencia energética.

El propietario de una vivienda de segunda mano que no tenga las eficiencias energéticas deseables, ¿que tiene que hacer para mejorar esta calificación, y que gastos aproximados tendrán estas mejoras?

La escala de calificación energética va desde la A, para los edificios muy eficientes, hasta la G, para los menos eficientes. Si un edificio tiene una calificación G tendrá multitud de opciones de mejora de la calificación energética. Pero no se trata de una decisión genérica ni trivial. El técnico certificador, evaluándolos datos de calificación obtenidos para estos edificios en particular, tendrá que incorporar en el certificado de eficiencia energética las medidas mas adecuadas para mejorar su calificación, y estas estarán personalizadas para estos edificios en esta ubicación.
CUAL SERA LA VALIDEZ DE ESTE CERTIFICADO

El certificado de eficiencia energética tendrá una validez de diez años. El propietario podrá voluntariamente proceder a su actualización, cuando considere que hay variaciones en el inmueble que puedan modificar el certificado de eficiencia energética.








Si desea encargar su certificado o solicitar información, no lo dude y póngase en contacto con nosotros



QUE INFORMACIÓN A DE CONTENER EL CERTIFICADO

El certificado de eficiencia energética ha de contener como mínimo la siguiente información:

a) Identificación del edificio o, si procede, la parte que se certifica (dirección, municipio, provincia, zona climática y referencia catastral).

b) Indicación del procedimiento reconocido utilizado para obtener la calificación energética. Se incluirá la siguiente documentación.

- Descripción de las características energéticas del edificio y otros datos necesarios para obtener la calificación energética del edificio (instalaciones térmicas y en el sector terciario además instalaciones de iluminación y condiciones de funcionamiento y ocupación.

- Normativa vigente, sobre ahorro y eficiencia, en caso de existir, el año de construcción.

- Descripción de las pruebas, comprobaciones e inspecciones llevadas a cabo por el técnico certificador (calificación de eficiencia energética del edificio expresada mediante la etiqueta energética: Además de la clasificación global se incluirán las calificaciones  parciales de: la calefacción, refrigeración, agua caliente sanitaria y en caso del sector terciario la iluminación)